Ojo seco

Ojo seco

Entre el 10 y el 25% de la población padece ojo seco, una patología ocular cada vez más común no sólo entre los mayores, sino también en gente de todas las edades ante el uso continuo de pantallas electrónicas como ordenadores, tablets y teléfonos móviles.

Ojo seco no significa necesariamente que los ojos estén «secos». Supone que algo no está bien en relación a la película lagrimal, que normalmente recubre la superficie del ojo, protegiendo los tejidos oculares y manteniendo una buena visión. Se trata de una enfermedad multifactorial de las lágrimas y de la superficie ocular. Los síntomas más comunes son la sensación de incomodidad, molestias, lagrimeo, visión borrosa fluctuante y es común la pesadez de los párpados.

El ojo seco puede abordarse desde la farmacia. Como señala la farmacéutica María José Cejas Delgado, hoy en día en el mercado existe una gran variedad de lágrimas artificiales, y el farmacéutico debe conocer sus características antes de recomendarlas. «En las primeras fases el farmacéutico puede aconsejar al paciente sobre hábitos oculares saludables o productos lubricantes. Pero si el problema persiste o se trata de un caso severo lo derivará al oftalmólogo», afirma la boticaria de la Farmacia Europa.

Un aspecto del que no hay que olvidarse es mantener una correcta limpieza del ojo. Para ello se recomienda el uso de toallitas oculares estériles, pues además de limpiar los ojos presentan activos calmantes y evitan que se reseque el párpado. Seguro.

Source: A tu salud

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.