Hace tiempo que sabemos que llevamos ADN neandertal. Ahora nos estamos dando cuenta de sus implicaciones

Hace tiempo que sabemos que llevamos ADN neandertal. Ahora nos estamos dando cuenta de sus implicaciones

Hace tiempo que sabemos que llevamos  ADN neandertal. Ahora nos estamos dando cuenta de sus implicaciones

Que los humanos (y especialmente los europeos) llevamos en nuestros genes una buena cantidad de información legada por nuestros antepasados neandertales no es ya ningún misterio. Sin embargo, poco a poco vamos descubriendo qué funciones cumplen estos genes en nuestro organismo.

Dos nuevos estudios han indagado en el legado que los genes neandertales han dejado en los humanos modernos. El primero se centraba en la fisionomía de la nariz y concluía que el tamaño de este rasgo facial podía estar relacionado con estos genes en determinadas poblaciones. El segundo observó que esta herencia genética también estaba relacionada con un aspecto fundamental de nuestra salud: nuestro sistema inmunitario.

El más reciente, fue llevado a cabo por un equipo liderado por investigadores de la Universidad Cornell. Los autores del trabajo no solo destacaron el hecho de que los genes neandertales jueguen un papel importante en nuestro sistema inmune sino también en que, según observaron, los genes más modernos están desplazándolos poco a poco.

Los científicos basaron su trabajo en datos genéticos del Biobanco del Reino Unido, del que obtuvieron información genética de cerca de 300.000 personas. Gracias a ello identificaron más de 235.000 variantes genéticas de posible origen neandertal, de las cuales más de 4.300 estarían vinculadas con una serie de 47 características humanas como nuestro metabolismo, desarrollo y sistema inmune.

Los detalles del estudio fueron publicados en la revista eLife, pero los autores también pusieron a disposición del público el software empleado en el trabajo, tal y como señalaba Xinzhu Wei, coautora del estudio.

Un gen en concreto

El estudio restante, liderado en esta ocasión por investigadores de la University College London (UCL) y está centrado en un aspecto concreto de la genética heredada de los neandertales: la forma de nuestras narices. En esta ocasión, los investigadores encontraron 26 regiones en el código genético humano relacionadas con rasgos faciales. Los detalles de este estudio fueron publicados en la revista Communications Biology.

Uno de los genes heredados de los neandertales es el llamado ATF3. Hasta ahora vinculábamos este gen con la regeneración de los tejidos nerviosos. Sin embargo, la expresión de este gen está regulada por otro vinculado a su vez con el desarrollo de los rasgos faciales.

Observaron que esta herencia neandertal no estaba extendida de igual manera en todos los humanos modernos, sino que era más presente entre nativos americanos. Esto hace pensar a los investigadores que esta característica podría haberse mantenido en América por motivos adaptativos. Al fin y al cabo, las trazas genéticas neandertales son más frecuentes en los humanos originarios de Europa, Asia y las Américas.

{«videoId»:»x7zhits»,»autoplay»:false,»title»:»DAWN OF MAN y la PREHISTORIA, ¿es el juego FIEL a la REALIDAD?», «tag»:»prehistoria»}

Los avances en paleogenética, el estudio de la genética de nuestros ancestros, tienen aplicaciones a la hora de comprender nuestro cuerpo y nuestra salud. La herencia neandertal no sólo juega un papel en nuestra fisionomía facial, sistema inmune y nuestro metabolismo, incluso afecta a nuestros partos.

“Nuestros descubrimientos también pueden ofrecer nuevos puntos de vista para los biólogos de la evolución que busquen cómo este tipo de eventos pueden tener consecuencias tanto beneficiosas como perjudiciales”, señalaba Sriram Sankararaman, uno de los firmantes del trabajo de Cornell.

Dependiendo de nuestro origen, la herencia de los neandertales en nuestro genoma puede oscilar entre un 1 y un 4%. La importancia por tanto de comprender la herencia genética legada por nuestros primos humanos más cercanos es clave para entender nuestro propio cuerpo. De paso podemos agradecer a estos antepasados muchos de los rasgos que nos hacen humanos y nos han permitido llegar a nuestros días.

En Xataka | Una agonía de más de 12.000 años: la historia de cómo nos quedamos solos no es como nos la contaron

En Xataka | Durante miles de años, neandertales y homo sapiens trataron de aparearse insistentemente. La genética tenía otra idea

Imagen | Pixabay / Werner Ustorf (CC BY-SA 2.0)

*Una versión anterior de este artículo se publicó en junio de 2023

(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

Hace tiempo que sabemos que llevamos ADN neandertal. Ahora nos estamos dando cuenta de sus implicaciones

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Martínez-Juarez

.

Source: Xacata