Pearl Jam revisitan su carrera en un Palau Sant Jordi lleno de "grunge"

Pearl Jam revisitan su carrera en un Palau Sant Jordi lleno de "grunge"

La banda norteamericana Pearl Jam, el último gran exponente de la música alternativa y ‘grunge’ de la costa oeste de EE.UU., ha revisitado algunos de los temas de su carrera musical en un Palau Sant Jordi lleno hasta la bandera. Los de Seattle han comenzado el concierto poco después de las 21,30 horas con la balada “Loung Road”, a la que ha seguido la tranquila “Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town”, perteneciente a su segundo álbum “Vs”.

Pearl Jam revisitan su carrera en un Palau Sant Jordi lleno de 'grunge'

Pero esa tranquilidad se ha visto definitivamente interrumpida con el tercer tema de la noche, “Corduray”, perteneciente al disco “Vitalogy”, con el que Eddie Vedder ha aprovechado para interactuar por primera vez con un público entregado y saltarín; y con el cuarto, “Hail Hail” (“No Code”), que cuenta la historia tormentosa entre dos amantes.

El rock más contundente se ha dejado notar en esta primera parte del concierto en canciones como “Mind your manners”, perteneciente a su hasta ahora último disco, “Lightning Bolt”; “Do the Evolution” (“Yield”)

En un descanso, el cantante Eddie Vedder, ha recordado en castellano que “han pasado doce años desde la última vez” y ha preguntado al público cómo estaba esta noche para a continuación recordar el partido del Mundial de fútbol en el que España perdió con Rusia: “Ese partido fue una mierda”, ha dicho.

Seguidamente, los norteamericanos han interpretado las más melódicas “Nothing as It Seems”; “Setting forth” -un tema de la carrera en solitario de Vedder-; “Given to fly”; y los primeros grandes éxitos de la noche, “Jeremy”, que canta la historia de un estudiante que se pegó un tiro delante de sus compañeros de clase, “Even flow”, un tema que habla sobre los sin techo, y “Ocean”, los tres de su primer disco, “Ten”.

En el ecuador de la velada Pearl Jam han tocado “Light Years”; “Daughter”, un corte que Vedder ha dedicado a “nuestras madres, esposas, hermanas e hijas”; “Better man”; “Go”; “State of Love of trust” y “Porch”.

En la parte final de la noche, en los primeros bises, los músicos de Pearl Jam se han situado sobre el escenario en modo “unplugged”, todos sentados y con un sonido más acústico, para interpretar temas como “Sleeping by myself”, otro tema de la carrera en solitario de Vedder o “Come back”.

Por momentos, el escenario del Palau Sant Jordi, entonces más intimista, parecía el estudio en el que MTV grabó el famoso “unplugged” de 1992 de los Pearl Jam, en aquellos años en los que Nirvana y el malogrado Kurt Cobain paseaban con éxito la música grunge de Seattle, fuertemente influenciada por el punk.

En el concierto de Barcelona no ha habido homenajes como los que dedicaron en otras citas europeas a algunos de sus grupos admirados como Pink Floyd, MC5 o Ramones, ni tampoco han ofrecido al público barcelonés su último tema, “Can’t Deny Me”, un alegato contra Donald Trump que es el anticipo de su próximo disco en estudio.

Sí han interpretado en el tramo final “Black” y “Once”, perfecto broche, que forma parte de la mini ópera “Mamasan” junto con “Alive” y “Footsteps”, de letras no menos sombrías.

El concierto de Barcelona, al que seguirá el próximo jueves una segunda actuación española en el Mad Cool Festival de Madrid, se inscribe en su European Tour 2018, que incluye una quincena de conciertos.

La gira europea, que estuvo precedida de varias actuaciones en Latinoamérica, empezó en el Ziggo Domi de Amsterdam (Holanda) el 12 de junio, y después de pasar por el Nos Alive Festival de Lisboa (Portugal) el 14 de julio, acabará en Londres el 17 de julio, que había sido pospuesto.

EFE/ MF

Categoria: 

Source: Informe21

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.