El fármaco que multiplica por cuatro la vida de los enfermos con metástasis cerebral

El fármaco que multiplica por cuatro la vida de los enfermos con metástasis cerebral

“La principal causa de muerte del cáncer es la metástasis”, dice tajante Manuel Valiente a LA RAZÓN, jefe del Grupo de Metástasis Cerebral del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Él es uno de los responsables de uno de los hallazgos más relevantes en la lucha contra la metástasis cerebral y que se acaba de publicar en “Nature Medicine”.

Tras más de tres años y medio de trabajo, han sido capaces de demostrar como un fármaco, la silibinina -derivado del cardo-, reduce las lesiones en pacientes sin causar efectos indeseados. Es cierto que es un ensayo preliminar, de uso compasivo, que supone una prueba de concepto de que este compuesto podría ser una nueva alternativa eficaz y segura, ya que ha sido capaz de alargar la vida de estos enfermos a los que les quedaban pocas alternativas, de cuatro a 15 meses.

“El tratamiento actual está bastante limitado por la barrera vascular del cerebro”, prosigue el investigador. Y es que ésta frena la llegada de los fármacos al órgano. Por el momento, sólo “existen dos alternativas para luchar contra la metástasis cerebral: cirugía y radioterapia. Y la última no funciona tan bien como se creía”. Además, “este tratamiento podría ser válido para cualquier tipo de metástasis cerebral, independientemente del tumor primario que la generó.”, añade.

El papel del contexto celular (microambiente) en el que se desarrolla un tumor va ganando cada vez más importancia, no sólo para entender cómo crecen las células cancerígenas sino también para saber cómo atacarlas. En el cerebro, un lugar inhóspito para cualquier elemento ajeno a él, el papel del microambiente es tan relevante como desconocido. Por ello, el equipo del CNIO “hemos tratado la célula cancerígena dentro del órgano”, especifica Valiente. Es decir, “cultivamos cerebro vivo en el laboratorio para ir probando con diferentes moléculas. Es como si estuviéramos ensayando con cientos de animales a la vez porque de un sólo cerebro podemos dividir varias partes. Así podemos tener en cuenta el ambiente que rodea a la célula”.

Source: A tu salud

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.